Noticia

AMPACET presenta la tecnología de concentrado de color del Lamslip a tecnología de concentrado de color del Lamslip 754, diseñada para ofrecer a las estructuras de películas laminadas unas propiedades de deslizamiento constantes y únicas

El uso de películas de polietileno está ampliamente extendido en estructuras complejas por medio de la laminación adhesiva con otros sustratos de película para combinar las propiedades de cada película individual (p. ej., propiedades de sellado, mecánicas, de barrera, ópticas...) y optimizar los rendimientos de las películas de embalaje flexibles.

Al utilizar aditivos deslizantes convencionales (p. ej., erucamida) en la película de polietileno utilizada en láminas, los productores y transformadores de películas a menudo pueden tener que enfrentarse a problemas técnicos: por un lado, a la pérdida de las propiedades deslizantes (p. ej., aumento del COF) tras la fase de laminación; por otro lado, la transferencia del aditivo deslizante al lado opuesto (p. ej., película de PET), lo que afecta al COF de ese lado y provoca problemas en la transformación.

LAMSLIP 754 de Ampacet es una solución de concentrado de color especial diseñada para proporcionar propiedades de deslizamiento constantes y únicas a las estructuras de películas laminadas para poder llevar a cabo sin problemas las operaciones de transformación y embalaje en  aplicaciones alimentarias y no alimentarias.

En comparación con los concentrados de color deslizantes convencionales (es decir, con erucamida), LAMSLIP 754 de Ampacet mantiene un coeficiente de fricción bajo y constante, incluso después de la laminación adhesiva, y previene la transferencia de aditivo deslizante al lado opuesto de la lámina. Dada su elevada eficacia con un bajo nivel de adición, limita los problemas de transformación y embalaje que suelen estar asociados a una variación en las propiedades de deslizamiento de la película de embalaje, y evita las pérdidas de eficacia durante el proceso de embalaje automático. Esta innovadora tecnología de concentrado de color reduce la cantidad de películas que no cumplen las especificaciones o que se desechan y provoca una disminución en la probabilidad de recibir reclamaciones por parte de transformadores y usuarios finales, lo que la convierte en una solución fiable para aplicaciones de embalaje laminado y de bolsas.