Noticia

Andaltec colabora con GrapheneTech para mejorar las propiedades de los polímeros mediante la incorporación de grafeno

GrapheneTech es una de las pocas empresas que fabrican grafeno en España y cuenta con un gran prestigio a nivel internacional en el sector

El Centro Tecnológico del Plástico (Andaltec) y la empresa GrapheneTech están colaborando en un proyecto para mejorar las propiedades de los polímeros mediante la incorporación de grafeno. El centro está colaborando en un proyecto europeo concedido a la firma aragonesa, cuyo objetivo es escalar a nivel industrial la producción de grafeno de alta calidad, rebajando notablemente su coste de fabricación.

Los investigadores de Andaltec están trabajando para resolver los problemas técnicos que supone esta integración en matrices poliméricas. “De esta forma, se consigue mejorar las propiedades físicas del material plástico mediante la incorporación de grafeno en un formato “masterbatch”, el cual es fácilmente procesable por las tecnologías de transformado de plásticos, lo que permite su aplicación en numerosos sectores industriales”, explica el responsable del proyecto en Andaltec, Antonio Jesús Calahorro. El grafeno es un material innovador que puede tener muchas aplicaciones en circuitos electrónicos, wereables, pinturas o resinas. “El objetivo es desarrollar un proceso de fabricación a escala industrial para un material que puede ser aplicado a muchos objetos de nuestra vida cotidiana”, afirma Calahorro.

Graphenetech es una empresa de base tecnológica fundada en 2009, dedicada a la investigación y desarrollo de la producción de grafeno, así como a aportar soluciones basadas en la nanotecnología. La firma, con sede en Zaragoza, produce uno de los grafenos más puros de Europa y tiene un gran reconocimiento internacional en este ámbito.

Andaltec es un Centro Tecnológico Nacional certificado por el Ministerio de Economía y Competitividad, que cuenta con una plantilla de 160 profesionales y más de 10.000 metros cuadrados de instalaciones. El centro ya cuenta con experiencia en el sector del grafeno gracias a iniciativas como el proyecto europeo Grafood, que pretende desarrollar un innovador envase para alimentos basado en este material. Esta iniciativa busca introducir el uso de materiales derivados del grafeno en el packaging alimentario, lo que permitirá mejorar la conservación de productos alimentarios envasados.