Noticia

AIMPLAS e ITC trabajan para reducir el impacto ambiental de los envases de tintas cerámicas

El proyecto EcoFILLink ayudará a reducir el impacto ambiental generado por los envases de tintas inkjet. En colaboración con empresas del sector, AIMPLAS e ITC están aplicando el ecodiseño para lograr envases reutilizables así como un nuevo sistema de reciclado para la gestión del residuo cuando el envase llegue al final de su vida útil.

AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, participa en el proyecto EcoFILLink, coordinado por el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) y financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) a través de los Fondos europeos FEDER de Desarrollo Regional. El objetivo del proyecto es reducir el impacto ambiental generado por los envases de tintas inkjet utilizados para la decoración digital de baldosas cerámicas.
 
Actualmente, los residuos de envases de plástico contaminado con tintas inkjet alcanzan las 500t anuales con un volumen de 10.650 m3, siendo el reciclaje de éstos un problema por la complejidad y suciedad que desprenden al contacto con el agua, ya que en sus paredes internas se queda adherido el 5% de tintas, lo que se traduce en pérdidas de 3,6 millones de euros anuales.

El proyecto EcoFILLink trata de implementar estrategias de ecodiseño en los envases y en la gestión de sus residuos, alineadas con la Economía Circular. Para conseguirlo, se implementarán diversas técnicas de ecodiseño que permitan que los envases sean reutilizables, al menos cinco veces, para ello, se rediseñará el envase para mejorar el lavado de su interior y se incorporarán funcionalidades internas para maximizar su vaciado de un 5% a un 2%. Asimismo, el proyecto prevé la recuperación de tintas y materiales valiosos presentes en las aguas de lavado para su reincorporación en los materiales cerámicos, lo que supone el ahorro de dos millones de euros en tintas.

Y cuando los envases ya no puedan seguir reutilizándose, se optimizará el tratamiento de reciclaje de plásticos contaminados mediante CO2 supercrítico para reducir el impacto del proceso de reciclaje y el residuo generado.
 
Estas medidas serán aplicadas de manera colaborativa y en conjunto con agentes de toda la cadena de valor. Concretamente, las empresas participantes son: Pamesa Cerámica, S.L.; Cottocer, S.L.; Compacglass, S.L.; Keramex, S.A.; TAU Porcelánico, S.L.; Colorobbia España, S.A.; Ravi iniciativas medioambientales, S.L.U.; Rolplas S.L.; Acteco productos y servicios, S.L.; Alcion Plásticos Solutions S.L.; Plastire S.A.
 
ITC-AICE y AIMPLAS, son conscientes de la importancia de rediseñar un nuevo envase de plástico destinado al almacenamiento y transporte de tintas inkjet, que minimice el impacto ambiental mediante la implementación de diversas estrategias de ecodiseño en los envases y en la gestión de sus residuos alineadas con la Economía Circular, de forma que permitan la máxima permanencia de los recursos en la economía.
 
EcoFILLink pretende tener una incidencia positiva en los tres ejes del desarrollo sostenible: ambiental, económico, y social y está alineado con los objetivos establecidos por la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU) en la Agenda 2030.