Noticia

Clientes del sector de la Medicina de todo el mundo adoptan la impresora 3D J750 Digital Anatomy de Stratasys

Gracias al alto nivel de realismo alcanzado por la impresora 3D J750 Digital Anatomy, esta tecnología ayuda a mejorar tanto la formación médica como la planificación prequirúrgica. Imagen cortesía de AIJU

Los modelos anatómicos impresos en 3D replican la biomecánica de la anatomía humana para ayudar a mejorar la formación, transformar la planificación de las intervenciones quirúrgicas y lanzar al mercado las innovaciones médicas con mayor rapidez.

Un año después del lanzamiento de la impresora 3D J750™ Digital Anatomy™, Stratasys Ltd. (NASDAQ: SSYS) ha anunciado que ha vendido e instalado con éxito el sistema en instituciones sanitarias y proveedores de servicios médicos en los principales mercados de todo el mundo, incluidos Estados Unidos, China, Italia, España y Australia. Tknika y AIJU en España, Seattle Children’s Hospital y Nicklaus Children’s Hospital en Miami, Medilife y BIO3DModel en Italia, han adoptado recientemente este nuevo e innovador sistema para ayudar a mejorar la atención al paciente y acelerar la innovación médica.

La impresora 3D J750 Digital Anatomy fabrica modelos anatómicos que imitan el tacto, la capacidad de respuesta y la biomecánica reales de la anatomía humana. En los modelos se pueden hacer punciones, y se pueden suturar, cortar y manipular físicamente como si fueran tejidos humanos reales. Esta capacidad reduce el uso de animales y cadáveres para realizar pruebas clínicas y formación quirúrgica. Los hospitales, las instituciones sanitarias y las facultades de medicina pueden utilizar estos modelos 3D tan realistas para mejorar la evaluación clínica de una amplia gama de patologías, así como para lanzar al mercado nuevos dispositivos médicos con mayor rapidez.

En España dos instituciones tecnológicas han invertido en la impresora 3D Digital Anatomy para convertirse en pioneras en su oferta de servicios médicos. Ambas resaltan el incomparable ultrarrealismo y los detalles de tacto de los modelos como una ventaja competitiva significativa. 

Nacho Sandoval, ingeniero responsable de fabricación aditiva del Instituto Tecnológico del Juguete (AIJU) explica: “Antes no podíamos fabricar modelos que replicaran los materiales orgánicos que se suelen solicitar en el sector médico, y mucho menos que simularan de manera realista el comportamiento del tejido humano. También hay que destacar que la precisión de la impresora Digital Anatomy ofrece resoluciones superiores a las obtenidas con una TC o una RM, que suelen estar por encima del medio milímetro. Ya estamos viendo el gran interés de muchos médicos por este tipo de modelos en aplicaciones del mundo real”.

Gorka Baqueriza, responsable de proyecto de fabricación aditiva de Tknika añade: “Consideramos que esta tecnología tiene un impacto significativo en varias áreas del sector sanitario, desde la formación médica hasta la planificación preoperatoria y la atención al paciente. El nivel de realismo que se puede lograr para tan gama amplia de modelos anatómicos y patologías es increíble”.

La institución Seattle Children’s Hospital adquirió una impresora 3D J750 Digital Anatomy a principios de este año y la ha instalado en su nuevo laboratorio de impresión 3D. Uno de los principales motivos para adquirir la impresora fue la capacidad de crear internamente modelos muy flexibles para replicar elementos como las vías respiratorias, el hígado o el corazón. Las primeras impresiones con el material TissueMatrix fueron fundamentales para comprender el ajuste óptimo de un tubo de traqueotomía personalizado, algo que hubiera sido imposible utilizando los mejores materiales a los que teníamos acceso hace solo seis meses”, afirma el doctor Seth Friedman, Gerente de Imagen de Innovación y Modelado de Simulación del Departamento de Mejora e Innovación. “Creo que al crear modelos en paralelo a la trayectoria de atención de un paciente, realmente podemos marcar la diferencia. Tenemos pocas dudas de que esta nueva tecnología nos ayudará a ofrecer la mejor atención posible a nuestros pacientes y familias, y además la hemos integrado en un programa sistémico denominado Custom Care”.

El pasado mes de febrero, Nicklaus Children’s Hospital amplió sus capacidades de impresión 3D adquiriendo una nueva impresora 3D J750 Digital Anatomy en lugar de un sistema Eden 260 como parte de su programa Cardiovascular Surgery Program.

El doctor Redmond Burke, director de Cirugía Cardiovascular y codirector de Heart Program declaró que ahora es una parte fundamental de la planificación quirúrgica. “Es muy importante poder cortar y abrir un modelo para tener una visión muy clara de lo que nos encontraremos en el quirófano”, añadió. “Creemos que se trata de un avance importante que nos permitirá reducir los problemas de los pacientes que se someten a una intervención cardíaca”. Burke también declaró que la nueva impresora 3D abre la puerta a oportunidades sin precedentes en la enseñanza y el cuidado del paciente.

En Italia, el ingeniero Roberto Rizzo, presidente de BIO3DModel, ha afirmado que ha sido testigo de un especial interés en la impresora 3D J750 Digital Anatomy para la formación quirúrgica. “Esta tecnología permite una reducción drástica en el tiempo de formación de los cirujanos, en particular en la capacidad de investigar problemas patológicos específicos antes de la cirugía”, ha declarado. “Por ejemplo, hasta ahora no era posible fabricar sistemas vasculares huecos de menos de 1 mm de espesor y diámetro de pared. Este increíble detalle podría marcar la diferencia entre la vida o la muerte de un paciente”.

Emanuele D’Angeli, director general de Medilife, añade: “Los modelos fabricados con la impresora 3D Digital Anatomy ofrecen el mismo tacto suave y densidad variable de los tejidos y órganos humanos reales, lo que hoy en día es imposible de lograr con otras tecnologías de impresión 3D existentes. En la actualidad estamos probando varias aplicaciones, entre ellas la creación de una prótesis. El objetivo es reproducir el aspecto externo natural de la extremidad en términos de textura y tono de color, y al mismo tiempo replicar la sensación física realista que experimentamos con el tacto humano”.